Juba, 7 de marzo de 2013

El Gobierno de Sudán del Sur debería esforzarse más en proteger a las niñas que son obligadas a contraer matrimonio. Los matrimonios infantiles reducen las posibilidades de escolarización de las niñas, contribuyen a una tasa mayor de mortalidad materna y violan el derecho a elegir casarse libremente y vivir libres de violencia. Según estadísticas oficiales, casi la mitad (48 por ciento) de las niñas de Sudán del Sur entre 15 y 19 años están casadas y en algunos casos, los matrimonio suceden cuando la menor apenas alcanza los 12 años.
Video not available

 

Fuente: HUMAN RIGHT WATCH. http://www.hrw.org/es