México, 1949

Es uno de los iconos del arte feminista de la segunda ola en México y toda América Latina. Fue miembro fundadora, junto a Mónica Mayer, del grupo Polvo de Gallina Negra. Estudió Artes Plásticas en la Escuela Nacional de Pintura Y Escultura “La Esmeralda” del INBA hasta 1973. Trabajó con el No-Grupo desde su fundación en 1979 hasta su desaparición 6 años después.

Ha realizado 21 exposiciones individuales y participado en más de 900 exposiciones colectivas, nacionales y extranjeras. Ha trabajado con una variedad de medios tradicionales, como pintura y dibujo, pero sus piezas más llamativas vienen de la mano de una experimentación con medios no tradicionales como la performance o instalaciones. Desde su primer happening en 1971 he desarrollado más de 750 performances, instalaciones y ambientaciones.

En 1983 funda, junto con Mónica Mayer, el grupo de arte feminista: Polvo de Gallina Negra, tratando de modificar la imagen existente de la mujer en los medios de comunicación masiva, así como en los círculos elististas, a través de una clara posición política feminista, identificada plenamente por medio de propuestas artísticas contemporáneas. [1]

Paralelamente a su producción artística ha desarrollado una amplia labor académica y de investigación, siendo profesora en el Politécnico, La Esmeralda y la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Azcapotzalco, en la que es profesora investigadora Titular C de tiempo completo desde hace 26 años. Ha sido asesora de Artes Plásticas y Visuales en la Dirección General de Promoción Cultural de la SEP y en la Subdirección General de ISSSTECULTURA.

Hace diez años comenzó a desarrollarse en las Artes Transdisciplinarias, iniciando los primeros experimentos y cursos en el Centro Nacional de las Artes y desde hace cuatro en la UAM Azcapotzalco, para propiciar el trabajo entre artistas y científicos. Durante cinco años tuvo su propio programa de radio: “El Arte es como la vida misma” en abcRadio, 760 am.

En 1982 creó El pene como instrumento de trabajoEl No Grupo organizó con el director del MAM José de Santiago una presentación en el museo, trayendo por primera vez a México al performancero Carlos Zerpa. En esa ocasión como en todas, cada quien presentaba sus propuestas. La mía era el contestarle a Sigmund Freud por ser tan ‘machista’ cuando hablaba de que las mujeres, siempre que quisieran tener proyectos de trabajo, lo que hacían era envidiar el pene….

Mandé hacer 300 máscaras con mi foto como mona-lisa con un pene en la nariz al que le colgaba una etiqueta que decía: ‘instrumento de trabajo’. La máscara tenia un suaje en a nariz para que esta se levantara. Mientras nos colocábamos la máscara, a través de los ojos también suajados, leíamos una traducción de la canción que oíamos, cantada por Nina Hagen en la que decía que hubiera querido ser hombre, porque a ellos les permiten divertirse más.” Maris Bustamante.

Junto a Mayer, preparó una pócima para echarle mal de ojo a los violadores y repartieron sobres de la misma entre el público durante la marcha en contra de la violación el 7 de octubre de 1983 . La receta fue publicada en la revista FEM, vol. IX, nº 33, Abril-Mayo, 1984.

 

 

 

Video not available